José Fernández Landa (experto polígrafo): «Miente peor el que abusa y lo hace a diario»

Es experto en poligrafía y ahora se dedica, también, a ofrecer cursos de formación en esta disciplina a través de una plataforma online. Lleva cinco años haciendo televisión en Portugal. En su tiempo libre, le gusta volar drones y montar en moto: “Tengo una BMW R 1200 GS Adventure”.

 Aashta Martínez: Tiene usted pinta de hombre serio. ¿Es todo fachada?

José Antonio Fernández Landa: Lo mínimo que se puede exigir a alguien que se dedica a evaluar la credibilidad del testimonio de otras personas es seriedad y capacidad profesional. No obstante, como cualquiera, también tengo mis momentos de humor [risas].

A.M.: ¿De niño ya jugaba a los detectives?

J.A.F.L.: La verdad es que no, me pasaba el día haciendo deporte, montando en bici y jugando al futbol, aunque después me decanté por el Taekwondo, llegando a ser Campeón de España.

A.M.: Empezó sirviendo como agente de seguridad en la embajada de EEUU en Madrid. ¿Pescó a mucho trolero allí?

J.A.F.L.: En la Embajada americana fui security investigator. Fueron unos años que recuerdo con gratitud, donde tuve la ocasión de conocer gente muy interesante. La Embajada era un ir y venir, de lo mejor que pasaba por Madrid, desde premios Nobel a presidentes como Reagan o artistas como Warhol.

A.M.: Presume de haber dado caza a más de diez mil embusteros. ¿A quién se le da peor mentir?

J.A.F.L.: La verdad, no tantos, pues de los más de diez mil polígrafos que hice hasta ahora, más de mil lo fueron en programas de televisión, y solo un diez por ciento soltaban alguna que otra mentira. La gente, en general, dice la verdad, sobre todo si saben que sus emociones pueden traicionarles al sentarse ante el polígrafo. Algunos confiesan cosas nada más conectarles a la máquina. Miente peor el que abusa y lo hace a diario, por costumbre, para crearse una realidad que no le pertenece.

A.M.: Después de tanta bola, ¿no ha necesitado nunca un psicólogo de guardia?

J.A.F.L.: En nuestra web tenemos psicólogos  especializados en ayudar a superar el golpe que siempre supone descubrir que tu pareja te ha mentido, engañado u ocultado cosas durante años.

A.M.: Si tuviera carta blanca, ¿a quién le pondría los electrodos?

J.A.F.L.: Pues, sin duda, sentaría en la silla del polígrafo al autodenominado ‘Emérito’, para ver si de una vez enterramos los falsos bulos de la tan cacareada transición española a la democracia, la que nos presentaron como modélica y que al final no lo fue tanto, sobre todo si tenemos en cuenta que casi todos los que se arrimaban a su cobijo acabaron en la cárcel. ¡A saber cuántas cacerías de todo tipo íbamos a descubrir! Pero, pensándolo bien, casi me pone más abrazar con mi polígrafo a Corina, la supuesta princesa que se dejó su carroza en forma de Ferrari olvidada en El Pardo.

A.M.: ¿Sería usted capaz de aprobar la prueba de la verdad?

J.A.F.L.: Ya lo hice en su día, me sometieron durante cuatro horas a un duro test de polígrafo. Al terminar, me miraron con cara de póker y no me dijeron nada, solo que si era seleccionado se pondrían en contacto. A la semana, lo hicieron, y obtuve en cargo de Jefe de Seguridad de Marc Rich & CO.

A.M.: Ha trabajado en Rumanía. ¿Se miente mejor allí o en España?

J.A.F.L.: Se miente mejor dependiendo del nivel cultural y del dominio de las emociones y del lenguaje no verbal. La gente culta comete menos errores y son, por lo tanto, más difíciles de descifrar, más crípticos.

A.M.: ¿Sigue tirándose los trastos a la cabeza con la perito poligráfica de oficial de Telecinco?

J.A.F.L.: En Telecinco no existe ese puesto. Todo lo más, en Sálvame existe el de manipulador del polideluxe, que nada tiene que ver con la poligrafía real. No olvidemos que esa sección del programa se ideó para apuntalar los montajes que después desarrollan durante semanas, mentiras en busca de sensacionalismo y audiencia. O sea, el polígrafo es una cosa y lo de ella es otra muy distinta, como ha captado muy bien José Mota en sus sketches ‘bienvenidos al polideluxe, antes teníamos uno de pilas pero este es deluxe, ¿por qué? porque está enchufado a la lux’, [risas].

A.M.: ¿No será que le tiene un pelín de envidia por haberse convertido en una celebrity de Mediaset?

J.A.F.L.: A mí se me caería la cara de vergüenza si la gente opinara de mí lo que piensan de ella. No hay más que ver los comentarios que abundan por todas partes, sus ridículos son sonadísimos, abundantes y espantosos. Cada vez que abre la boca la poligrafía pierde credibilidad.

A.M.: ¿Le han sobornado alguna vez para que trucase la prueba?

J.A.F.L.: Lo han intentado. De hecho, en ese programa del que hablábamos antes me han intentado contratar, pero ese modelo de televisión no me interesa. Yo sobrepongo mi profesión a salir en la tele a toda costa, como hacen algunos. No obstante, polígrafo en mano, nadie hizo más programas de evaluación de testimonios a nivel mundial.

A.M.: Mucha gente se muestra en contra del uso del polígrafo en casos judiciales. ¿Lo comparte?

J.A.F.L.: Eso es culpa de la ignorancia, del cutreluxe y de juristas inmovilistas. Estamos en proceso de cambiar las cosas. De hecho, en Inglaterra ya se usa el polígrafo para vigilar conductas de maltratadores y delincuentes sexuales que gozan de libertad condicional. Creo que el futuro de la poligrafía es ese, no la televisión.

A.M.: “Nunca he estado en el paro”. Ya tiene algo en común con Albert Rivera…

J.A.F.L.: He analizado, a través de un analizador de estrés de voz israelí, los discursos políticos de los debates televisivos y Albert aparece siempre como el más seguro, natural y sincero. Me parece que tiene mucho que ofrecer a España. A ver si de una vez por todas desterramos a tanto corrupto PP-PSOE.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s