Satin Greco (artista): “Entre el transformismo y los bancos, nos hemos cargado España”

Satin Greco

Se dedica al transformismo desde los dieciocho años, “antes trabajaba como peluquero en Madrid, hasta que quise ver cómo era ese barrio del que tanto me hablaban y me fui a tomar una copa a un pub de Chueca, donde empezó todo”. Satin Greco para los aficionados a su arte, Carlos Julián para la familia, “porque mi madre era muy aficionada a las telenovelas, y estoy seguro de que si hubiese sido niña me habría puesto Topacio o Cristal”. Descarada y carismática, se ha convertido en una de las transformistas más seguidas de la Costa del Sol, donde actúa varias veces por semana, y sus imitaciones de Lola Flores gozan de gran popularidad. Tiene claro que no abandonaría su profesión por amor, “lo hice una vez y no repetiría”. Aunque no lo parezca, le cunde pasar por chapa y pintura y “he llegado a tardar dos horas en estar lista, pero ya no, porque cada vez me hago menos”. Acaba de grabar un tema con Kika Lorace, Partido de la amistad, y está en plena ‘campaña’.

Aashta Martínez: ¿De qué palo va su partidito?

Satín Greco: Nuestro partido no tiene etiquetas y cada uno puede tener su propia opinión y su libertad. [Risas]. Un partido libre y, sobre todo, en el que hay mucha amistad sana.

A.M.: ¿Lo de su nombre artístico es un homenaje al pintor renacentista o se debe a su gusto por la madera americana?

S.G.: Si te digo la verdad, no tengo ni idea de dónde viene el nombre. Me bautizaron Chumina Power y O’Neill, dos compañeras transformistas, en Chueca. Creo que me pusieron Satin por el perro de un camarero del pub LL, y luego salió Nicole Kidman que se llamaba Satine en la película Moulin Rouge, y ya lo asocié con eso. Y lo de Greco es por un vecino mío de allí de Madrid, un gran artista de los años ochenta, la época del transformismo en España, que se llamaba Tina Greco y que me quiso amadrinar dándome el apellido.

A.M.: Dice que la única vez que cantó en directo fue en un bautizo y el niño se murió, ¿para tanto es la cosa?

S.G.: No tanto. Digamos que me defiendo en directo, rollo Supersingles. No canto mal, pero tampoco lo hago como para sacar un disco, o eso creo yo al menos.

A.M.: Lo mismo actúa en un hotel para un público de la tercera edad que revoluciona una discoteca con su incontinencia verbal, ¿es como las folclóricas, que van allá donde les llaman?

S.G.: Me considero artista y pienso que el artista, igual que llena un escenario grande, tiene que llenar uno pequeño. Es un logro el saber actuar para públicos tan diversos. El show para un pensionista no tiene nada que ver con el que haces para el público gay; a la hora de hacer show con el micrófono son totalmente distintos. A los primeros con hablarles un poco de Sálvame los tienes ganados. El público heterosexual, por ejemplo, varía mucho dependiendo de la edad que tengan, y son los que más te valoran en general.

 A.M.: Jette Mansfield, del dúo de dj Las Juanettes, decía en una entrevista que el transformismo era economía sumergida, ya que se suele cobrar en negro. ¿No será que ustedes tienen en realidad la culpa de la crisis?

S.G.: Pues segurísimo. Entre el transformismo y los bancos, nos hemos cargado España. Sí que se suele cobrar en negro, pero eso ocurre porque normalmente es un rollo dar de alta a un grupo de personas para cuatro horas. Pero es lo que se tendría que hacer siempre, pues son horas que uno tiene cotizadas. Espero no estar toda la vida como transformista y, si estoy hasta que me muera, me encantaría estar asegurado. No sé por qué no da pie el Estado a que esto se vea como otra cualquier profesión, como una peluquera,  una pescadera o una cajera. Ocurre lo mismo con la prostitución. Son profesiones que siempre han estado ahí.

 A.M.: ¿Le han llamado para hacer el próximo biopic de Lola Flores?

S.G.: No, pero me encantaría que Rosario o Lolita vieran una de mis actuaciones imitando a su madre. Sería uno de mis sueños y creo que llegará. Para mí, el mejor imitador de Lola Flores ha sido y es Juan Gallo. Y eso lo ha reconocido hasta la propia Lola. El personaje de Lola es algo que tengo muy reservado y que no hago mucho porque es reventarse. Imitar a Lola es tener nervio y si no lo tienes, te tiene que salir en ese momento. Yo tengo nervio, tengo arte, muy poca vergüenza como ella y, en muchas cosas, Carlos es muy Lola. Cuando me pinto y me pongo la peluca para imitarla, me entra como una energía que a veces hasta me acojona.

Recuerdo una vez que me llamaron para actuar como Lola Flores en el Tivoli World. Llegué la primera y aún no había llegado ningún artista. Me fui a maquillarme y Javier León, el presentador, me dijo que eligiera el camerino que quisiera para hacerlo. Había dos camerinos, pegando puerta con puerta. Escogí uno, me senté y, justo al hacerlo, empecé a sentir algo raro, como unas mariposas recorriéndome el cuerpo. Al rato llegó Javier y me dijo que estaba en el mismo sitio donde años antes habían estado Lola Flores, Isabel Pantoja y Rocío Jurado. Y yo no había actuado allí nunca antes. Fue extraño y recuerdo que esa tarde estuve muy nerviosa.

A.M.: Lola perdía pendientes de oro en sus actuaciones, ¿qué suele perder usted?

S.G.: Suelo perder la cabeza. [Risas]. Y suelo perder mucho la timidez y la poca vergüenza que me queda. En realidad soy tímido con la gente que no conozco y, a la hora de ligar por ejemplo, soy una persona un poco insegura a la que le cuesta abrirse.

A.M.: Comparte con Carmen Lomana su afición por las hamburguesas a la parrilla, ¿también comparten cirujano?

S.G.: Por ahora no, pero estoy barajando la posibilidad. Cirujano no, pero un retoque ahora cuando acabe la temporada de verano sí. Llevo el labio operado, y la verdad es que tuve suerte. Con esto pasa como con los tatuajes, que como pruebes te engancha. Si estas cosas están ahí es por algo y pienso que si las utilizásemos más hasta bajarían de precio. Y cada vez se lo haría más gente, porque la moda, el postureo y el no sudar ni en el gimnasio, tanto hombres como mujeres, son cosas que están cada vez más a la orden del día. Ahora vas de compras y la ropa de hombre es más colorida que la de mujer, algo que no había pasado nunca hasta ahora. Yo, por poner un ejemplo, jamás había visto a mi abuelo echarse una crema antiarrugas antes.

A.M.: ¿Los que no le saludan por la calle son los mismos que le aplauden cada noche y se morirían por ponerse una peluca y un tacón?

S.G.: Sí, segurísimo. Me ha pasado mucho. Pero igual que me ha pasado eso, yo también me he hecho la tonta por no saludar. A veces se me cala y otras no. Hay otras veces que no me doy ni cuenta porque siempre voy a toda prisa y soy muy despistado. También está la gente a la que le da vergüenza saludarte o que siente tanta admiración por ti que no se atreve a hacerlo.

 A.M.: Hombre, déjeme decirle que con el traje de faena impone…

S.G.: Eso sí que lo sé, porque me lo ha dicho mucha gente. A veces me da coraje porque cuando me conoces ya ves que soy muy payasa.

A.M.: ¿Dana International o Conchita Wurst?

S.G.: Dana International, porque es el clásico.

A.M.: ¿Para cuándo una interpretación de Hombres a dúo con Eva Santamaría?

S.G.: ¡Me encantaría cantar Hombres con Eva Santamaría en Edén!

A.M.: La letra de la canción pone finos a los varones….

S.G.: Sí, los pone en su sitio y tiene hasta algo de razón. El hombre es promiscuo por nacimiento. Es como su sexto sentido por excelencia. Puede serlo más o menos, tenerlo más o menos despierto, pero, por regla general, es mucho más promiscuo e infiel que la mujer.

A.M.: Entonces, ¿es de las que piensa que cuantos más hombres conoce, más quiere a su perro?

S.G.: Bueno, tampoco es para tanto. Al perro se le quiere siempre más que a las personas porque son el mejor amigo del hombre.

A.M.: ¿Cómo se llevan las parejas con el transformismo?

S.G.: En mi caso ha sido todo muy raro. Pienso que la persona que conozcas tiene que entender y respetar tu trabajo, y eso es muy difícil. Si encuentras a tu media naranja y superas esa prueba, creo que las demás están superadas. Si no aparece esa persona, no pasa nada. Si no hay nada como estar sola.

A.M.: “Mi religión no me permite beber agua”. ¿El alcohol ayuda a lidiar mejor con los pesados?

S.G.: El alcohol ayuda mucho pero, si te excedes con él, pierdes los papeles. Y si sabes hasta dónde llegar con él, te puede ayudar a lidiar con los pesados, con los no pesados y con la noche en general. Menos es más. Yo hago muchos shows en los que no bebo nada. Igual me estoy bebiendo un Red Bull y la gente se piensa que estoy bebiéndome una copa. No pienso que sea imprescindible para actuar.

A.M.: Dígame, ¿qué más cosas le prohíbe su religión?

S.G.: La verdad es que no me prohíbe mucho, porque no tengo una religión definida.

A.M.: “No soy de las más famosas pero sí de las que más gana”. ¿Se le ha subido la fama a la cabeza?

S.G.: No soy de las que más cobra en una noche, pero al cabo de un mes sí que soy de las que más gana, pero porque trabajo en muchos sitios. Sí pienso que debería pedir más, porque creo que lo valgo. Hoy pasa que muchos empresarios quieren lo de toda la vida, quieren lo mejor, pero eso hay que pagarlo. No es lo mismo un bolso de un chino, que un bolso de Louis Vuitton. Es decir, lo quiero, porque es lo bueno y lo de toda la vida, pero no puedo pagarlo. Con el tema de la crisis nos tenemos que adaptar y acostumbrar a que se nos pague menos, como si fuésemos nuevas, siendo de las que más años llevamos en esto.

 A.M.: ¿El día que cuelgue la peluca montará una peluquería?

S.G.: Una peluquería te aseguro que no, y eso que dejé de ser peluquero por esto. No sé si algún día abriré algo mío y, si fuese así, me encantaría que fuese algo relacionado con el mundo del transformismo, nada más que por todo lo bueno que me han dado Satin y esta profesión. Me encantaría abrir un local para que todo lo bueno que tiene que venir tuviera la oportunidad de seguir haciéndolo. Igual que se abre una panadería, que se abra un cabaret.

A continuación, os dejamos el vídeo de ese magnífico temazo interpretado por Kika Lorace y Satin Greco:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s